Más castiza que la calle de Alcalá. Un homenaje a todo un clásico. Aquí tienes los huevos rotos con patatas hechos burger